La Desnutrición

MODELO CAUSAL

Marco Conceptual de la Desnutrición Infantil


“La buena nutrición puede cambiar profundamente la vida de los niños, mejorar su desarrollo físico y mental, proteger su salud y sentar las bases de su futura capacidad productiva”.
Kofi Annan
Ex Secretario General de las Naciones Unidas

¿QUÉ ES LA DESNUTRICIÓN INFANTIL?
La desnutrición es el resultado de la combinación de una ingesta inadecuada de energía proteica y micronutrientes con infecciones frecuentes. En los niños desnutrición es sinónimo de deficiencia en el crecimiento, ya que los niños desnutridos tienen una estatura y un peso menores de los que debían tener de acuerdo a su edad.

Para subsanarla se necesitan respuestas igualmente intrincadas, polifacéticas y multisectoriales.

CAUSAS DE LA DESNUTRICIÓN INFANTIL
El marco conceptual sobre las causas de la desnutrición fue establecido pro UNICEF en 1990. Las causas son multisectoriales: alimentación, salud y prácticas de atención. También se clasifican como inmediatas (a nivel individual), indirectas (a nivel del hogar y la familia) y básicas (a nivel de la sociedad), de moto tal que los factores a un nivel influyen sobre otros niveles.

a) Las causas inmediatas

Como causas inmediatas se identifican la ingestión alimentaria inadecuada y las enfermedades infecciosas. La interacción entre ambas “tiende a crear un círculo vicioso, ya que cuando el niño desnutrido, cuya resistencia a las enfermedades es inferior, contrae una enfermedad, su desnutrición empeora”.
“La desnutrición reduce la capacidad del organismo para resistir la infección porque afecta el funcionamiento de los principales mecanismos de reacción inmunológica. Y esto, a su vez, lleva a casos de enfermedades cada vez más frecuentes, prolongadas y graves”.

b) Las causas subyacentes

Las causas inmediatas tienen tres conjuntos de causas subyacentes: el acceso insuficiente a los alimentos en los hogares; la escasez de servicios sanitarios y un medio ambiente insalubre; y la atención inadecuada a las mujeres y los niños.

– La seguridad alimentaria en el hogar
Acceso sostenible a alimentos sanos –que deben contener energía, proteína y micronutrientes- de suficiente calidad y en suficiente cantidad como para asegurar la alimentación adecuada de todos los miembros de la familia.

– Los servicios sanitarios y el abastecimiento de agua potable y saneamiento.
Un requisito esencial para la buena salud es el acceso a servicios preventivos y de tratamiento de salud de buena calidad y a costos razonables.
Un entorno insalubre puede tener efectos más graves que los tribuidos a brotes específicos de una enfermedad. Los investigadores creen que niños que vive en esas condiciones pueden sufrir problemas de baja intensidad pero casi constantes en sus sistemas inmunológicos que merman su crecimiento.

– Las practicas de atención
Hace poco que se reconocen y comprenden las perniciosas ramificaciones que tienen la atención inadecuada de las mujeres y los niños.
La atención se refleja en la manera que se alimenta, nutre, educa y orienta al niño. Desde el punto de vista de la nutrición la atención comprende todas las medidas, conductas y practicas mediante las cuales la disponibilidad de alimentos y recursos sanitarios se traduce en el crecimiento y desarrollo normal de los niños.

c) Las Causas Básicas

Los esfuerzos mejor encaminados de algunas familias por lograr una buena nutrición para todos sus integrantes se frustran por factores políticos, jurídicos o culturales, en el plano nacional o regional. Entre estos factores puede figurar, por ejemplo, el grado en que las leyes y las costumbres protegen los derechos de las mujeres, el sistema político y económico que determina la forma en que se distribuye los ingresos y bienes, y las ideologías y políticas que rigen los diversos sectores sociales.

La desnutrición infantil ha sido catalogada por UNICEF (2006) como una emergencia silenciosa: genera efectos muy dañinos que se manifiestan a lo largo de la vida de la persona, y que no se detectan de inmediato. La primera señal es el bajo peso, seguido por la baja altura; sin embargo, ellas son solo las manifestaciones más superficiales del problema. Según UNICEF, hasta el 50% de la mortalidad infantil se origina, directa o indirectamente, por un pobre estado nutricional.

FUENTE: Extraído de UNICEF “Estado Mundial de la Infancia 1998”